Según expertos reflotar el ARA San Juan es casi imposible

Nacionales 18 de noviembre de 2018 Por Claudio Bello
Especialistas de todo el mundo sostienen que existen muy pocos antecedentes de reflotar una nave de este tipo
4ZXECyV3J_1200x0__1
- Foto Jorge Sánchez Diario Clarín

Según varios especialistas sostienen que existen muy pocos antecedentes en el mundo de reflotar una nave de este tipo, en este caso, un submarino y más aún a una profundidad de 907 metros, como se encuentra el ARA San Juan.

Tal es el caso del proyecto Azorian, en el que los EEUU trataron de reflotar un submarino soviético hundido. Si bien es cierto que esta operación implicó un sigilo que encareció la operación, de haberse realizado hoy hubiese costado aproximadamente unos tres mil quinientos millones de dólares. Y lo que estratégicamente fue un éxito, en lo técnico fue un estrepitoso fracaso para el Gobierno de los Estados Unidos.

El gobierno argentino se habría apresurado en informar que Argentina no cuenta con los medios para llevar a cabo una operación de este tipo.

Un punto importante  a tener en cuenta para reflotar el ARA San Juan, que pesa unas 6.500 toneladas sin agua adentro, sería no solo que implicará costoso operativo, sino también que embiste el riesgo de que la nave sufra alguna rotura que impida la labor de investigadores para saber por qué ocurrió todo esto.

En síntesis, una gran cantidad de motivos que llevan a sostener que la mejor opción no es reflotar la nave que se hundió hace más de un año a unos 600 metros de la costa argentina.

Además, otro factor importante no existen  antecedentes en el mundo de operativos similares, razón por la cual no hay  garantía de que se por más esfuerzo, profesionalismo e intenciones que se ponga, el éxito esté garantizado; más bien, todo lo contrario.

En un análisis realizado por el diario Clarín aparecen otros factores que complican como la topografía del fondo oceánico, ya que este es muy escarpado e irregular. A eso se le suma el estado estructural del submarino, afectado por las explosiones internas y por efecto de la gran presión por las profundidades, por lo que llevarlo a la superficie incrementa el riesgo de que el submarino se parta.

Otra razón sería la profundidad en la que se encuentra, por lo que es casi impensado reflotarlo directamente porque no hay sistemas de salvamento que permitan conseguir un ascenso controlado debido a las diferencias de presiones. A novecientos metros, la presión es de 91 atmósferas. Sería como la acción de un peso de 91 kilos por centímetro cuadrado. En realidad la densidad del agua de mar la hace un poco mayor aún.

Según opinan expertos consultados en las últimas horas en medios nacionales, por alguna razón Estados Unidos y Rusia, ante desgracias similares, dejaron sus submarinos en el fondo del mar.

Te puede interesar

Certificados SSL Argentina