Las Compuertas: Disputa entre tres familias, policías heridos y un arma en una iglesia

Policiales 13 de mayo de 2020 Por Redacción
La batalla campal protagonizada ayer martes por miembros de tres familias lujaninas, la cual dejó cuatro policías heridos, es uno de los tantos enfrentamientos que se están repitiendo a diario en el barrio San Antonio y que tiene a maltraer a cientos de vecinos inocentes.
Las Compuertas
Fotografía Ilustrativa - Gentileza

El hecho ocurrió en la siesta de este martes y hubo cuatro detenidos, quienes por estas horas están a disposición de la Justicia.

La justicia intenta controlar a estas "bandas", que según las primeras averiguaciones se enfrentarían por el control de la zona, posiblemente, para la venta de estupefacientes u otras acciones ilícitas.

Este martes, dentro de la rivalidad existente, se desencadenó una pelea que provocó un gran despliegue policial. Según los registros oficiales, tuvieron que intervenir más de 14 móviles policiales y hasta efectivos de Potrerillos, quienes se acercaron hasta Blanco Encalada para ayudar a sus colegas que recibieron una verdadera paliza.

Todo comenzó a las 12.56, cuando ingresó al 911 el primer llamado de un vecino, que alertaba sobre un tiroteo en zona de la Lateral de Ruta 82 y Virgen del Rosario, en el ingreso al barrio San Antonio de Blanco Encalada.

Al lugar llegó un primer móvil, cuyos efectivos se encontraron con una batalla campal entre 25 y 30 personas. Lejos de calmar los ánimos, los uniformados fueron atacados con palos, piedras, golpes de puños y hasta con un martillo, con el cual le fracturaron la mano a un policía.

Los dos primeros sospechosos en caer fueron Franco Elías (25) y Lucas Gastón Cortez (34), quienes quedaron detenidos en averiguación de los hechos. A metros del lugar de captura, encontraron vainas servidas de una pistola calibre 40.

Al mismo tiempo, los vecinos señalaron una casa de la manzana R, donde presuntamente se habían ocultado otros dos sospechosos.

Hasta allí llegó la policía, quien con la autorización del dueño de casa, irrumpió en el hogar. En ese domicilio capturaron a otros dos sujetos. Se trataba de Diego Rubén Morales (27), presunto autor de varios de los disparos y su familiar, Víctor Antonio Carrión Morales (39).

Ahora bien, la policía también requisó una iglesia colindante a esta vivienda. La pastora, nacida en Brasil, autorizó a los efectivos y en el interior del templo, hallaron una pistola calibre 40 milímetros -el mismo que las vainas-.

Tras la detenciones de estos cuatro sospechosos, comenzó la asistencia a los policías afectados. Quien se llevó la peor parte fue el Auxiliar Pablo Neira, quien sufrió una fractura en la mano y fue llevado a la Clínica Francesa.

Otros tres efectivos, identificados como Mario Poblete, Matías Ochoa y Marcos Calderón, también fueron atendidos por distintas lesiones.

Reconstrucción del hecho

De acuerdo a los testimonios que recolectó personal de Investigaciones, todo comenzó por el ataque de dos hermanos, de apellido Rivas, contra una joven de 21 años de apellido Cortez y su pareja. Las víctimas fueron apedreadas y golpeadas.

Esto generó que interviniera el padre de la joven y luego los Morales, familiares de Cortez y enemigos de los Rivas.

Con las tres familias en la calle, hubo piedras, palazos y disparos. Sin embargo, los hermanos Rivas escaparon, según dijeron sus contrincantes.

Esas personas son buscadas ahora por la justicia para aclarar el hecho e intentar regresar la calma al barrio San Antonio.

5ebc4112497ae

Te puede interesar

Certificados SSL Argentina Certificados SSL Argentina