El Senado dio media sanción a la Reforma Judicial.

Nacionales 28 de agosto de 2020 Por Redacción
El proyecto, titulado “Organización y competencia de la justicia federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias”, recibió duras críticas por parte de la oposición.
34941
Fotografía Gentileza

El Senado de la Nación aprobó pasada la medianoche el proyecto de Reforma Judicial impulsado por el Gobierno nacional, con holgura: por 40 a 26. Ahora la iniciativa pasa a la Cámara de Diputados, donde el panorama no será tan fácil como en la cámara alta. El

El proyecto, titulado “Organización y competencia de la justicia federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias”, recibió duras críticas por parte de la oposición.

En cuanto a los votos, además del rechazo del interbloque Juntos por el Cambio, votaron en negativo dos senadores del Interbloque Federal: la neuquina Lucila Crexell y el santafesino Carlos Reutemann. El oficialismo recibió el aval del rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana.

Hubo cuatro ausencias previas: José Alperovich -con licencia renovada-, Carlos Menem, Juan Carlos Romero y Clara Vega. Y a la hora de la votación no estuvo Ernesto Martínez (Pro) ni Adolfo Rodríguez Saá, que adujo problemas de conectividad.

Tras más de diez horas de debate, el Frente de Todos apoyó una modificación propuesta por el senador Oscar Parrilli para excluir la palabra mediáticos del artículo que obliga a los jueces a denunciar presiones de grupos de poder, un punto que no había sido incluido en el proyecto original del Poder Ejecutivo.

En el final de la sesión, el oficialismo a través de la senadora Anabel Fernández Sagasti, denunció amenazas a través de la red social twitter contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por promover la reforma judicial e intimidaciones contra los senadores que apoyaron el proyecto aprobado.

Entre algunas de las modificaciones incorporadas por el Senado se encuentran: 

  • Mantener el examen escrito en los concursos de selección, además de las audiencias públicas.
  • Los sorteos de causas deben ser grabados bajo apercibimiento de nulidad.
  • No unificar el fuero Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Crear un tribunal de resolución de los conflictos de competencia de los fueros Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo Federal.
  • Mantener la exclusividad de las secretarías con competencia en derechos humanos así como a su personal para garantizar "Memoria, Verdad y Justicia".

Los contrapuntos

Los argumentos de la oposición giraron en torno a que no se trata de una propuesta que "resuelva el acceso a la justicia del ciudadano común" sino que "busca garantizar impunidad".

El senador de Cambiemos por la Capital Federal Martín Lousteau declaró que "esta no es una reforma de la justicia que busque beneficie a los ciudadanos cotidianamente para resolverles sus problemas en medio de la pandemia de coronavirus", sino una "reforma de la justicia que malutiliza la política para asegurarse impunidad o para crearle problemas a otros, los opositores".

Lousteau dijo que está de acuerdo con las palabras del presidente Albero Fernández en el sentido de que la justicia de Comodoro Py "carece de credibilidad", pero afirmó que "esto no se resuelve nombrando más gente sino haciendo que el sistema funcione mejor con más controles".

En respuesta, senadores de la oposición como Laura Rodríguez Machado y Esteban Bullrich aseveraron que el fin que persigue el oficialismo es la creación de juzgados federales para "licuar" el poder de los tribunales de Comodoro Py, a cargo de causas contra la vicepresidenta.

La mayoría de los discursos de los senadores del FdT aseguró que la reforma está orientada "a garantizar la independencia de los jueces" y apuntó al Gobierno de Mauricio Macri, al que acusó de haber montado "una persecución judicial" contra la expresidenta y miembros de sus administraciones.

El jefe del bloque del Frente de Todos, el formoseño José Mayans, dijo que “hubo una estrategia del gobierno anterior para perseguir a la oposición. Para hacerla desaparecer. Y se usó el Poder Judicial de la Nación”.

La senadora que presidió el debate en comisiones, la peronista María de los Angeles Sacnun, rechazó esas acusaciones; afirmó que el proyecto "es una primera ley" que "cumple con promesas de campaña" del presidente Alberto Fernández y reprochó a los legisladores de la oposición no haber sumado ninguna propuesta de cambio cuando tuvieron oportunidad de hacerlo.

Fuente: Parlamentario

Te puede interesar

Certificados SSL Argentina Certificados SSL Argentina